Nos mudamos

febrero 12, 2010

Mis tribulaciones y yo, pasamos a una nueva URL donde si os gusta podeis seguir leyéndonos y si no, pues no

Pincha en la Nueva URL

Anuncios

La soledad de las redes sociales o el nuevo estado de las cosas

enero 30, 2010

El día 26 se presentó a bombo y platillo lo nuevo de Apple, el Ipad o Cachophone. Dejando el comentario gadgetero que no es el objeto de este post, se me plantea una disyuntiva.

El aparatejo, además de caro y muy mono, parece concebido para que todos aquellos que de alguna manera vivimos parte de nuestra vida en Internet, tengamos un cachivache que nos facilite la conexión y nuestra interacción con nuestro alter ego digital.

Hasta aquí todo genial, soy usuaria de varias redes sociales y cualquier cosa que me lo facilite, me gusta pero…

Internet con este dispositivo sale del ordenador, se instala en nuestra rutina diaria y nos aisla de lo que tenemos cerca y real. Me explico. No creo que las redes sociales sean malas per sé, pero la actividad de cada uno de nosotros en una red es algo completamente individual. Somos un nick con unas relaciones mantenidas en frases de apenas siete u ocho palabras, y le dedicamos todos los días una dos o hasta tres horas. Horas que no dedicamos a otros menesteres más prosaicos y físicos.

Yo me pregunto, ¿no corremos el riesgo de olvidar que las relaciones que surgieron antes de Internet se pierdan en la vorágine de las redes sociales?. Al fin y al cabo, es más fácil escribir una pequeña nota en el muro de algún amigo, que quedar con él, ver que ha engordado, que su conversacion sigue derivando un poco…

No sé, creo que el futuro podría estar en este tipo de dispositivos; pero y si ese futuro es el de un montón de personas aisladas con relaciones empaquetadas en un muro en el que atisbas retazos de realidad que no te importa…

Estamos sacrificando al animal gregario que nos ha traido hasta aquí, para alumbrar a los humanoides gorditos y blanditos que vivían a la deriva en el espacio en Wall·e

Una buena historia

enero 24, 2010

Eso es lo que algunos escritores y guionistas se pasan la vida buscando. La idea que les permita escribir la historia que enganche a un montón de lectores espectadores. Probablemente sea muy difícil encontrar una buena historia pero; hace unos años,  Angélica Gorodischer en un taller que impartió durante la Sermana Negra de Gijón (2001), hizo una aproximación a este punto que no había hecho nadie antes.

Gorodisher nos regaló a los allí presentes varias buenas ideas con las que poder desarrollar una historia, buena o no dependía de nosotros. Las ideas para las buenas historias nacen en cualquier lugar y a partir de cualquier detalle. Un hombre con paraguas verde en una parada de autobús, podría haber tomado el paraguas de su hija para ir a buscarla porque el suyo lo ha olvidado en el bar que hay en la esquina de su ex-oficina donde pasa la mañana para que nadie sospeche que ha perdido su trabajo.

Con aquella conferencia aprendí bastante sobre el proceso de fabulación, sobre como convertir en narración lo que sólo fue una idea fugaz en un momento. Por desgracia, no he escrito mucho desde entonces, como decía Mafalda; “Lo urgente no deja tiempo para resolver lo importante”.

Últimamente ideas tengo a montones, así que igual se asoma alguna por aquí, ¡quién sabe!

Haití y El gran Carnaval

enero 19, 2010
"Cartel original de El Gran carnaval"

Cartel de la película 1951

Viendo las noticias y la prensa on-line es imposible no recibir un golpe informativo acerca de la cruda realidad haitiana. El país maś pobre de uno de los dos continentes más pobres, azotado por un terremoto brutal que ha destruido lo poco que daba margen para la esperanza.

Políticos, periodistas, y famosos de distinta procedencia se afanan en hacernos llegar esa imagen sobrecogedora que nos conmueva y nos subyugue.

El terremoto ha sido terrible, una tragedia a todos los niveles y todo lo que se pueda hacer por Haití y los haitianos será poco pero…;

Hace años que la situación en el pais caribeño es desastrosa, elecciones tuteladas por la ONU, presidentes depuestos, corruptelas y miseria generalizada dibujan un panorama desolador en la que fuera joya del Caribe. Pero no pretendo ahondar en la situación del país; lo que me hace pensar estos días es la actividad de nuestros “medios informativos”. Parecen haberse lanzado a una carrera sin sentido para abrumarnos con una serie de imágenes que sólo pretenden mantenernos pegados a la pantalla. Todo vale por la audiencia, y en esa lucha, la dignidad y el pudor han caido y han dejado paso a los tiburones.

Mucho se escribió cuando la princesa de Gales murió en accidente de tráfico y se protegió la imagen de sus restos y se debatió sobre la dignidad de las personas y el derecho a la información, por eso ahora me pregunto donde están esos defensores para gritar por la dignidad de los haitianos mientras la prensa occidental y los turistas se regodean en la desgracia de  los habitantes de Puerto Príncipe

Ya en 1951, Billy Wilder, rodó una corrosiva historia sobre la pasión de los medios por la carnaza y el espectáculo a cualquier precio. En esa carrera por la audiencia la primera víctima es la honestidad, y rápidamente caen la decencia y la dignidad de los informadores, de los protagonistas de la noticia y por añadidura de los espectadores-lectores.

Todo parece estar desbordado con el terremoto en Haití, la prensa se afana en ofrecernos en directo a las 15:00 y a las 21:00 la última hora en directo, pero nadie se preocupa de garantizar que la ayuda llega, que se respeta a las víctimas y se entierre a los muertos. El espectáculo debe seguir.

En el clásico de Wilder, era la miseria de unos mineros de Alburquerque la que servia de circo a los lectores de un diario de tercera, y los lectores-público que ansiaban devorar detalles dosificados con maestría por el charlatán Chuck Tatum, ahora son las cadenas de TV y la prensa on-line la que nos da gotitas de realidad dolorosa y lejana para que la paladeemos desde el confort de nuestro salón

Quizás deberíamos plantearnos en que clase de sociedad nos hemos convertido

Como la flor prometida

enero 11, 2010

Una de mis cantantes favoritas, publicó hace ya la friolera de 15 años uno de sus, en mi modesta opinión, mejores discos. Se trata del álbum Como la Flor prometida de Luz.

Después de este álbum, Luz ha seguido creciendo como persona y como cantante y su producción ha mejorado en muchos sentidos. El último disco, La Pasión lleno de boleros es sencillamente colosal. Sin embargo, en el disco que hoy nos ocupa se incluyen una serie de canciones que han ido conformando la banda sonora de mi vida, lo que lo convierte en uno de los más importantes para mí.  Incluye canciones de esas que sólo se pueden escribir en español, (no en castellano), poniendo en palabras y música emociones con una riqueza de matices,

Carátula del disco

Carátula editada en 1995

que en pocos discos se escucha.

Desconozco si las circunstancias personales de la genial cantante y autora cuando concibió el disco eran similares a las mías en este momento, y no creo que sea relevante. El hecho es que ese disco, me está acompañando a diario estos días no sé exactamente por qué, las más alegres, las esperanzadas, las tristes, las desgarradas. Imagino que nunca tendré la ocasión de agradecer a esta mujer el regalo  que me hizo con este disco, sirva este post como particular agradecimiento. Aquí dejo un enlace de Spotify para que la disfruteis.

Polvo de Estrellas

enero 8, 2010

Hoy me he acordado de un programa de radio que solía escuchar en los 80, cuando escuchar la radio de madrugada no era una hazaña porque siempre se podía apurar un poco más en la cama por la mañana.

El programa se emitía por las noches, después de la programación deportiva que a mi no me gustaba pero que dejaba terminar porque el programa del señor Pumares era lo mejor. Solía empezar con la sintonía justo después del programa de José María García, a eso de la 1:30 de la madrugada. El programa tenía el encanto de la radio de madrugada.

Había básicamente dos tipos de oyentes para este programa. El que ponía las pilas al conductor y motivaba memorables enfados y castigos dialécticos era el entendido-sabelotodo gustoso de hacer gala de un conocimiento enciclopédico de cualquiera que fuese el tema del programa. Solían llamar para aprovechando un hueco exponer sus aptitudes de ratón de cine forum. Eran un sobreano pestiño salvo algunas excepciones y marcaban un punto poco agradable en el programa.

El resto de oyentes, nos limitábamos a eso, a oir. En una época en que toda la interacción posible era dar más o menos volumen a la radio si decidías dejarla encendida no teníamos que participar. Suena aburrido pero de vez en cuando no está mal escuchar o mira.

El señor Pumares solía intercalar en el programa, piezas raras de bandas sonoras o trozos de diállogos. Había cilcos de Western, Cine neggro, John Ford, John Wayne, cine clásico del viejo hollywood.

Muchos de los jóvenes espectadores que acuden hoy a las salas, carecen de estas referencias y no han visto nunca este tipo de cine que se contaba en Polvo de estrellas. Es posible que con los ejercicios vigorosos de espectáculo que suponen hitos como Avatar, no estén muy cerca de los clásicos en la forma, pero el mismo Cameron ha crecido viendo La Diligencia, o Río Rojo. Algo debió de inspirarle digo yo

Una pelota de princesas

enero 4, 2010

Iba a dejar resuelto el tema regalos hoy 4 de enero. Mi propósito era firme, mi decisión también. Me armé de paraguas, bolso y chubasquero y me lancé a la aventura de terminar con los regalos de Reyes.

Todos los años a estas alturas me prometo a mi misma que el año que viene lo tengo todo comprado el día 2 de diciembre, y año tras año me defraudo a mi misma sufriendo la hecatombre de las compras de los últimos días. Este año estaba casi todo controlado, casi todo…

Faltaba conseguir una modesta pelota de princesas. Mi hija quiere una y para variar a mi me parece algo de lo más recomendable…, así que me puse a ello. Jugueterías pijas, grandes almacenes, jugueterías educativas, tiendas didácticas, tiendas de chinos…, y no hay manera de encontrar la dichosa pelota. En pleno siglo XXI, con todo el mundo al alcance de un click de ratón, con campañas institucionales que recomiendan el ejercicio a los más pequeños, parece fruto de una conspiración que sea tan complicado encontrar una humilde y sencilla pelota

Olvidado Rey Gudú

diciembre 26, 2009

Portada Edición cartoné

Este título a muchos os resultará familiar, porque debido a la relativa notoriedad de su autora fue un título que recibió bastante atención allá por 1996 cuando vio la luz.

Tradicionalmente en España, la literatura fantástica ha sido considerada un género menor poco digno de crédito. Cuando Ana María Matute, presentó esta novela, la crítica sesuda no le dió una acogida demasiado cálida. La joven que había llevado las letras españolas a altas cotas de dignidad, parecía haber perdido la cabeza con los años adentrándose en los procelosos mundos de lo fantástico.

El precioso cuento que es Gudú, es sin embargo, pese a ser en mi modesta opinión, uno de los títulos más importantes dentro y fuera del género fantástico de la literatura española, no tuvo una acogida a la altura entre el público especializado de estas literaturas.
De hecho en el mundillo del fantástico nacional, no tuvo la repercusión que cabría esperar el hecho de que una autora galardonada con el prestigioso premio Nadal, se decidiese a una novela fantástica de gran formato.

Lo cierto es que esta novela disfrazada por muchos de cuento,  probablemente constituya una de las cumbres de la literartura en lengua castellana, y la Reina Ardid, en su astucia sea uno de los personajes más memorables que se hayan creado. Esa niña-mujer, manipuladora y  lista que encandila al buen trasgo adicto al fermento de la uva que la seguirá de por vida porque no puede hacer otra cosa.

Durante toda la novela vamos acompañando a la niña-mujer y al fiel trasgo por el reino de Olar. Ardid tiene que urdir planes para que su hijo, futuro rey de Olar no sucumba a maldiciones o encantamientos y en un momento de clarividencia desesperada, asume un pacto de esos que sólo el diablo puede amarrar. Dado que el amor y lo que el implica, le cuesta a Ardid mucho más que un reino, decide alejar a su hijo de la sombra de ese mal. Sella el destino del arrogante y joven rey haciéndole inalcanzable a las flechas de Cupido aunque ello suponga vetar cualquier vínculo afectivo del rey hacia su propia madre

Con el descubrimiento de que es imposible escapar a toda clase de amor, y las nefastas consecuencias de ese descubrimiento el reino de Olar queda para siempre sumergido en el olvido.

Crecer sin querer

diciembre 12, 2009

Hace algun tiempo, pensé que llegados los cuarenta mi vida estaría perfectamente dirigida y encaminada. Con más de cuarenta debes saber lo que quieres y para qué lo quieres…

Nunca pensé que llegados aquí me encontraría otra vez ante mis terribles quince años, llena de dudas y sintiéndome indefensa. Pero hete aquí que la vida a los cuarenta y pocos, lejos de parecer estable se vuelve más impredecible que nunca

No hace mucho, alguien muy cercano me dijo que hacía tiempo que los planes eran como mucho para los próximos dos días no pensé mucho en ello entonces pero después esa idea ha ido dando vueltas por mi cabeza y creo que el hacerse mayor tiene que ver con eso. Con no hacer planes y vivir el día a día respirando lo que tienes en cada momento…, y eso está bien pero hecho de menos los sueños, los anhelos y los planes por descabellados que fuesen.

No quiero seguir creciendo si es así, quiero poder hacer planes y tener sueños

Los Sindicalistos

diciembre 12, 2009

Hasta hace dos días no sabía que la denuncia que había que remitir a un juzgado por vulneración de la guarda sindical debía incluir estos términos.
Guarda Sindical. Se supone que debe garantizar mi dereccho a tener representantes sindicales librementes designados por la asamblea . Hasta ahí todo claro, yo trabajadora me reuno con compañeros trabajadores y juntos, por mayoría decidimos en qué otros trabajadores depositamos nuestra confianza…

SIn embargo en un centro de trabajo de cuyo nombre no quiero acordarme, había una vez 142 trabajadores que convocados en el periodo oportuno votaron las dos candidaturas presentadas (hubo un intento de una tercera, pero los malvados magos de los sindicatos lo impidieron). En aquel reino había gobernado, sindicalmente hablando, un gobierno de 9 en el que decidían y hacían 4, 2 del grupo minoritario no contaban y no eran invitados a las reuniones y de los 7 restantes con cuatro bastaba…
Así las cosas, hubo elecciones y ganaron otra vez los del grupo de 7, pero habían perdido el favor de la plebe y quedaron sólo 6, mientras que la minoría se amplió hasta tres.
Se constituyó el nuevogobierno-comité y; oh! sorpresa los 2 nuevos miembros de la lista mayoritaria eran nuevos de verdad y se entendían con los tres del pequeño sindicato
Eligieron presidente, secretario y trabajaron, pero las antiguas reinas del patio habian perdido protagonismo. No participaban en las reuniones, no hicieron el traspaso de documentacion…, algo iba mal

Tras varias negativas a participar en el trabajo del comite y viendo como se intentaba crear un comite paralelo para un pequeño grupo afin, los trabajadores nos reunimos y decidimos convocar una asamblea extraordinarion un único punto del orden del dia
– Recusar a las cuatro miembros del comite rebeldes.

Esa asamblea fue convocada a peticion de 105 trabajadores del centro
Ellas intentaron anularla pero finalmente se celebro y tras votar, 9 personas votaron en blanco, 19 en contra de la recusacion y 78 a favor. Hasta aquí todo normal, pero la normalidad no es cosa estable.
Las cuatro reinas depuestas, no estaban satisfechas con el resultado de la votación y solicitaron la baja de la organización sindical a la que habían representado los cinco años anteriores.
Una vez ciudadanas sin filicación sindical, buscaron la asesoría de un letrado y denunciaron, a la empresa, a su ex organización sindical, a la otra con representación en el comité y a las cuatro personas que habían pasado a formar parte del comité al correr la lista.

El pasado 24 de Noviembre se celebró la vista oral. En la empresa todos expectantes aguardamos el regreso de nuestro comité con las noticias del resultado, y estas no pudieron ser más impactantes.
Su señoría analizó la demanda y no entendía que cuatro personas adultas a las que sus compañeros habían pedido que hicieran mutis por el foro, se empeñasen en seguir siendo representantes de 19 personas en una plantilla de 142. Así las cosas, les explicó que como la recusación era organizada y ejecutada por la asamblea de trabajadores, era a ésta a quién procedía denunciar y no a la empressa o a los sindicatos (a uno de ellos le pedían 3000 euros para reparación de daños morales). El señor juez dictó sentencia y determinó que sólo se admitía la denuncia si se denunciaba a los actores de la recusación y las cuatro malvadas brujas del oeste (en realidad tres, porque una se apeó) decidieron continuar.

Así que a mis años y después de haber pensado que era una trabajadora comprometida con mis derechos me encuentro denunciada por vulneración de la guarda sindical…

No lo entiendo señores, no lo entiendo